El Ermitaño

Los rincones - La Ermita

La Ermita

Adosada a la casona encontramos esta pequeña joya arquitectónica del siglo XVIII. Lugar de culto y recogimiento para los antiguos moradores. La fachada principal nos recibe mostrando orgullosa las vidrieras que componen un hermoso rosetón. El muro lateral que mira hacia el mediodía, está custodiado por el escudo de los primeros propietarios, datado en 1775. El interior puede ser admirado desde la galería de los comedores, la cual conduce directamente al coro, desde donde vemos a una hermosa Inmaculada, en cuyo honor está erigida la ermita.

La ermita no presentaba su mejor imagen, y hoy en día podemos disfrutarla gracias al empeño de Pedro por restaurarla. Movido por una promesa que hizo a su abuela paterna, en la cual prometía contraer matrimonio en ella, y ayudado por amigos profesionales, el pequeño templo recobró su aspecto original, a la vez que la ofrenda quedó cumplida.